5.3.13

Un león en la farmacia

Había una vez un león que entró en una farmacia. El dependiente, lejos de asustarse, lo atendió amablemente.

-Qué desea?-Le preguntó.
-¿Tiene algo para el dolor de dientes?-Dijo el león.
 -Claro. Tómese estas pastillas.-Y le alargó una caja de pastillas para el dolor de muelas.

 El león abrió la caja, cogió una y se la tragó.

 -¿Y tiene algo para afilar los colmillos?-Volvió a pedir el león.
          -Claro. Mire, pruebe con esta lima.-Le respondió el dependiente. 

Entonces el león se limó y afiló los colmillos allí mismo. Después se comió al farmacéutico. Salió más contento que un ocho.

-Da gusto estos sitios donde te quitan los males y te dan de comer.

Colorín colorado, este cuento se ha acabado.



4 comentarios:

  1. DDD: ¿Y qué moraleja tiene este cuento? ¿Se amable que te van a comer?

    Ha estado chulo, pero no le cuentes esto a los niños pequeños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moraleja? XD No se....No te fies de nadie? Sé amable de vez en cuando? No he pensado ninguna moraleja...

      A los niós de hoy en dia les gustan estas cosas. XD

      ¡UN ABRAZO! Y gracias por comentar ^^

      Eliminar
    2. Pero.... Pero... A los niños hay que enseñarles valores bonitos, como la amistad, que hay que alejarse de la gente sin nariz y cosas así. NO SE LES PUEDE ENSEÑAR QUE SI ERES AMABLE VAS A MORIR. NO. MALO.

      :3

      Eliminar
  2. Ese cuentecillo, no lo veo para niños, pero si para adultos y adolescente, para los que se dejan comer por personas más fuertes. A mi me ha gustado mucho.

    PD: Pasate por http://dobleraciondepurpurina.blogspot.com.es porque te he nominado a un premio, a unos cuantos. xD

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tomarte el tiempo de comentar. Un blog se alimenta de tus comentarios. Y todos los comentarios son una gran alegría para mí ^^