10.1.14

Hojeando con John Green: Buscando a Alaska



























“Voy en busca de un gran quizá”. Miles se siente fascinado por estas últimas palabras del escritor  Frangois Rabelais. Aburrido de su monótona existencia, inicia su propia búsqueda y se muda a Alabama para terminar la preparatoria en el internado Culver Creek. Ahí, su recién descubierta libertad y sus nuevos amigos, Chip, Takumi y Alaska, lo lanzan de lleno a la vida. Tiene experiencias nuevas y cada vez está más interesado en la enigmática e impredecible Alaska. Pero después de la felicidad, solo llega la tragedia.






Antes de empezar con la reseña, quiero aclarar que quise leer este libro porque “Bajo la misma estrella” me encantó; y lo hice sin mirarme muchas opiniones. Porque supuse, tonta de mí, que cualquier libro de John Green podría gustarme. Después del fiasco con “Ciudades de papel”, que ni tan solo pude terminar (y se convirtió en una de mis lecturas imposibles) quise probar de nuevo con este autor con este libro. ¡Vamos a ver mis impresiones!


Nos encontramos con Miles, un chico de Florida que está aburrido de su vida y decide irse a un internado en Alabama. Desde el principio esta idea no me atraía mucho, pero me pareció interesante, aunque hubiera preferido que el internado fuera solo masculino y no mixto *la historia seguro que habría ganado mucho más*.

Ya en el internado conoce a sus primeros amigos: Takumi, Chip “el Coronel” y Alaska. Chip es el compañero de habitación de Miles y es el responsable de introducir a nuestro protagonista con un mundo que no conocía: el de las fiestas, drogas y alcohol. Después de un suceso imprevisible, la vida de todos cambia y adquiere otro sentido.
 
Personalmente, me gustan más las portadas con una margarita :D



La historia está narrada por Miles, y se divide en un antes y un después de algo. Cada capítulo se subdivide en días (X días antes) y esto es una de las coses que agiliza su lectura, y nos hace preguntarnos el QUÉ es eso que sucede y que marca el libro. Pero cuando descubrí cuál es ese suceso....Me quede sorprendida porque John Green introduce un giro en la historia bastante brusco, pero creo que muy efectivo. Sin ese giro argumental, hubiera dejado de leer sin terminarme el libro, de lo poco que me gustaba.


En cuanto a los personajes, voy a hablar solamente de dos, Miles y Alaska. Los otros personajes, Chip, Takumi o Lara me parecen bastante bien definidos y todo lo que hacen tiene su razón de ser. Me parecen los más creíbles, la verdad.


Miles “el Gordo”, es un chico confundido, que se siente aislado y que quiere descubrir el sentido del “Gran Quizá”  en nuestra existencia, sobre la vida en general y sobre una pregunta que plantea Alaska, que es la de “ ¿Cómo vamos a salir de este laberinto de sufrimiento?”. Me pareció un chico que simplemente se deja llevar, sin muchas opiniones propias. Desde el principio no me gustó, sobre todo cuando decide fumarse *aunque nunca antes había fumado* un cigarrillo que Alaska le había dado, porque “no tenía nada más que hacer”. En serio, me dieron ganas de abofetearle y tirarle al lago. Por eso y muchas otras cosas. No llegó a mi corazón, de hecho, ni tan solo se le acercó.


 Y si hablamos de Alaska, que es evidentemente la protagonista femenina de la historia *el mismo título nos dice cuán importante es*. Es una chica divertida y guapa *CLARO, porque no las feas no pueden ser protagonistas*  pero con un toque deprimente. La verdad es que la odié desde las primeras páginas. No sé porque, simplemente no me daba “buenas vibraciones”. A medida que vas conociendo su historia la vas comprendiendo un poco, pero continuó sin gustarme SPOILER De hecho, no me importó que muriera en el accidente de coche después de tan tremenda borrachera. Una parte de mi cree que se lo merecía FIN SPOILER. No entendía porque todos la adoraban, aunque fuera mala persona con ellos. Muchas veces tenía un comportamiento bipolar que me daban ganas de tirarla al lago también.


Admito que el libro tiene bastantes frases filosóficas, como siempre ocurre en los libros de John Green, pero algunas de ellas me parecían absurdas y que realmente no aportaban mucho más. La mayoría de las veces leía simplemente por obligación, no porque fuera una lectura agradable. Asimismo, tuve la sensación que la temática filosófica más importante, la búsqueda del “Gran Quizá” se fue perdiendo a medida que pasaba el libro y se volvió a recuperar de forma muy abrupta a finales, como si le hubieran faltado páginas.  




En definitiva Looking for Alaska es un libro que puede parecer atractivo, sobre todo para aquellos que ya han leído algo de John Green. Pero tiene una gran pega: puede gustarte mucho o aburrirte tanto que desees que nunca haya existido tal libro. Tiene un argumento pasable y los personajes *secundarios* están bien definidos pero a mí me dejó más bien helada. Los personajes se merecen una buena bofetada en toda la cara, según mi opinión. La verdad es que no me ha aportado nada nuevo a mi vida. Totalmente pasable.  




¿Os habéis leído el libro? ¿Os gustó? ¿Le tenéis ganas? Contadme cosas. :)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por tomarte el tiempo de comentar. Un blog se alimenta de tus comentarios. Y todos los comentarios son una gran alegría para mí ^^